Siguenos en Instagram

Instagram

Facebook

Mermelada de zanahoria, limón y jengibre



Mermelada de zanahoria, limón y jengibre: antes de ser la mamá de un mini gourmet hacia mermeladas, y hace unos días cuando supe que un amigo suyo va a ser hermano mayor y que su mamá lo esta pasando pésimo con las nauseas recordé esta receta, que era un hit entre las embarazadas porque según varias las ayudaba muchísimo con ese tema ( yo la verdad no sé, porque me pase el embarazo muerta de hambre). Les dejo la receta a ver si les ayuda, a todo esto la mermelada es super fresquita y deliciosa. Para prepararla necesitaremos:

1 kilos de zanahorias peladas y picadas en trozos grandes
3 limones su zeste y jugo
1 1/2 cucharada colmada de jengibre fresco rallado
650 gr de azúcar

1. En una olla con abundante agua fría ponemos las zanahorias y las cocinamos a fuego fuerte y tapadas hasta que estén blandas, estilamos y las molemos con un pisa puré o una minipymer.
2. En la olla mezclamos el puré de zanahoria, el azúcar, el jengibre y el jugo y zeste de limón, cocinamos a fuego suave revolviendo muy seguido ( si comienza a hervir salta y quema bastante fuerte), si comienza a saltar la sacamos del fuego y revolvemos para enfriar un poco. Cocinamos hasta que al echar una cucharada en un plato se mantenga como un puré homogeneo y no "bote liquido". Dejamos enfriar guardamos en frascos de vidrio y refrigeramos. Por un tema de acidez esta mermelada es difícil que se conserve tan bien como las de frutas por eso debe conservarse refrigerada.
Esta mermelada es perfecta para comer con pan, pero si se sienten con ganas de probar algo realmente delicioso usenla como salsa para un solomillo de cerdo.

Comentarios

Entradas populares